Él me llama Azul

Azul & Memo
Azul&Memo
Azul&Memo
Azul&Memo

“En el antiguo Egipto, el azul se asociaba a la templanza y a la sabiduría”

Él me llama azul y me gusta.

Me gusta que me llame así, porque lo dice tan lindo, delicado, con amor que me provoca voltear a verlo y preguntar: ¿Qué pasó?, porque aunque no es mi nombre, él me bautizó así.

Valiente hombre, hermoso ser.

Gladiador de batallas, de guerras perdidas y ganadas; jamás bajas la guardia, ni agachas la cabeza.

Hijo, hermano, hombre inmortal.

Que está destinado a lo grandioso, lo extraordinario. Tienes el poder de elegir ciertas guerras y todas ganarlas.

Te admiro, por esa pasión, esa valentía y el coraje que te hace salir adelante de cada adversidad.

Llegaste para enseñarme algo – mucho, y espero que sea una enseñanza eterna, para toda la vida.

Porque lo merezco, ya es tiempo; y tú, tú también lo mereces, lo vales, ese amor infinito, esa paciencia sabia, ese cariño interminable.

Tu ser fue obscuro, hoy es luz y aunque inevitablemente las sombras forman parte de nosotros, la luz siempre se lleva lo malo, los miedos.

Te quiero, sí Memo,

Ya te quiero.

Azul.

Nunca un fin, sino el medio

Algunas veces me cuesta adaptarme a esas personas que no se adaptan a mi.

Me pasa mucho y seguido en mi trabajo.

Hoy por ejemplo, termino una secuencia de 5 días volando con las mismas personas; mi jefa la tolero, pero ya no la soporto mucho, porque sus issues de la vida la hacen ser de carácter duro, se encierra en esa coraza que no la hacer mejor o peor que yo. Y critica mi espontaneidad, y además trata de frenarla, limitándome según ella. Pero no lo logra.

Estoy agotada porque me roba energía, el tener que ser empática con ella por llevar la fiesta en paz, porque claro que siento cuando ella intenta auto protegerse de mi luz, ese brillo que no quiere que la opaque. Y no es echarme flores diciendo que yo sea un ser más luminoso que ella, al contrario. Ella también tiene su luz, pero está opaca, opaca por todas esas circunstancias que la hacen una roca, al menos en la posición que desempeña en el trabajo.

Ahora que me descubrí que soy asi, y que de cierta forma intento lo más que puedo canalizar y redirigir mi energía me ha llevado a agotarme constantemente. Porque no lo hacía, porque seguía siendo yo al no saber administrar mi luz. Y aprender a ser empática para llevar la fiesta en paz es algo nuevo y agotador también.

¿Cómo puede ser que dentro de ésta libertad que siento, en mi trabajo me sienta tan reprimida en ciertas ocasiones, con ciertas personas?

Llega un momento, siempre llega, en el cuál debo moverme de donde estoy. Porque se termina el reto, porque se acaba la emoción, simplemente te estancas en una zona de confort.

No me mal entiendas, que hay sobrecargo Erika para rato, simplemente es que debo trabajar más en mi, para eliminar los conflictos que me causa estar rodeada de personas tanto abiertas como cerradas.

Y que las personas nunca son un fin, sino son el medio.

AMAWI

“Protegido de los dioses”

“Casco divino”

“Protegido por Dios”

Su mirada es paciencia y tolerancia, ternura y amor, bondad y pasión.

Disfraza muy bien la inseguridad (muy, muy bueno), pues sabes que de nada sirve demostrar miedo, porque los malos lo huelen y atacan.

Sabiduría es la que tus vidas pasadas te han traído, y la presente te lo recuerda a cada momento. Que eres vida, eres luz, eses blanco & oro – oro & blanco; y es que antes fuiste otros colores, hoy ya pasaste página y te encuentras en otro nivel.

No crees en las casualidades y te dejas sorprender por lo nuevo, lo diferente.

Canalizas, y como lo admiro.

Armonía infinita, aún en ese menudo caos que pudieras proyectar tienes tus piezas imperfectamente acomodadas.

Que el camino no ha sido fácil es un hecho, que no te dejarás caer también lo es.

Que volarás tan alto – no hacerlo no cuenta como opción- porque estás destinado a lo infinito, a lo magnífico.

Lucharás – y no debes cansarte de hacerlo- contra corriente, porque del otro lado del lago está la felicidad absoluta.

No dejes de intentar.

Never stop trying.

Si tu vuelas, yo vuelo a la par.

Sin que me arrepienta voy a afirmar que te amé como nunca, como a nadie, intensamente.

Quería gritarlo pero también quería conservarlo; tan bello, tan nuestro, tan nuestro.

Así que lo guardé para mí, para nosotros y los nuestros.

Y cuando mañana yo cuente nuestra historia sonreiré. Sé que lo haré.

Mereces saber como es que lo contaré:

Vivía tan ligera, tan libre, tan mía, tan yo… y llegaste un día, en un vuelo, en una cabina tan fresca, tan dulce, tan llena de energía (tú luz).

En ese momento no pasó por mi mente que contigo viviría los instantes más bellos de mi vida.

Fue hasta unas semanas después que me contactaste y fuiste tú quien me habló.

La conversación se tornó interesante y continuamos. Me invitaste un café y yo acepté.

Te confieso que no tenia expectativas de ese date. Me arreglé como siempre, tan yo misma, con un vestido blanco y un poco de timidez.

Al verte fuera de ese hotel, con esa pose de espera tan despreocupada pensé: ¡No debí haber venido!

Y cambiaste completamente ese sentimiento en dos segundos. Al verme, con tu gran sonrisa hiciste a mi ser alegre y platicador sentirse sonrojado, sentir ese calor en mis mejillas que sólo podía decirme que el color rojo en mis cachetes permanecía ahí por Dios sabe cuanto tiempo.

Ya en el café y aún con ese rubor en las mejillas, fui yo la encargada de hacer la plática fluida, pues tu estabas demasiado atento analizándome. Vibrabas tan bonito; tan azul con verde y blanco.

Y tras el coqueteo recíproco, debimos separarnos… no lo fue por mucho tiempo, pues en menos de dos horas ya estábamos juntos de nuevo.

Como nunca, como siempre, como siempre.

Fuimos dos en uno, dos almas en un solo cuerpo. Dos personas con gran energía siendo uno. Fusionamos tu azul con verde y blanco con mi Azul turquesa. Y fue tan bello, tan doloroso el separarnos. Pues reunimos esa paz que ambos necesitábamos justo en ese momento.

Pasaron las horas y decidiste no querer volver a verme… por el momento, pues tiempo después, un mes después planearíamos nuestras primeras vacaciones juntos.

Juntos en León, Guanajuato, San Miguel de Allende… Bajío.

Las más preciadas vacaciones, pues aunque he regresado a esos lugares, sin ti, no es lo mismo, ni lo será.

Con el pasar de un mes más… formalizaríamos la relación que ya teníamos sin etiqueta, para convertirla en “noviazgo”.

Y sin esperarlo, sin pedirlo, sin planearlo, fue la relación más bella de mi vida, hasta ahorita .

Después de eso, nuestro lazo se intensificó, y planificamos más y más días juntos. Incluso nuestros astros se alinearon y me permitieron volar hacia ti en 3 ocasiones y tu hacia mi en 3 más.

Para mi aprendizaje, ésta última seria la definitiva, la que pondría, ¿punto final? a nuestra historia.

Para mi mala suerte, tu mente ya no sentía lo mismo, aunque tu corazón si. Aunque tus labios me decían que era todo eso que pedías a Dios convertido en mujer, con tu cara llena de sufrimiento, por el conflicto que te causaba el querer terminar algo bonito que te costaba poner punto final… ¿definitivo?, creo que sí.

Y entonces ocurrió, me quebraste (no te sientas mal), debí hacer catarsis, debió quebrarme, doblarme y casi matarme para poder resurgir de las cenizas, como el ave Fénix.

Debió dañar mi templo, mi cuerpo un poco, para prestar atención y ponerme en acción y salir de todo ello que me causaba mal, a mi, a mi alma, a mi espíritu y restaurar mi energía que pasó de ser color azul a ser totalmente gris.

Me alejé, debí hacerlo, por mi bien, por mi bien.

Y volviste, la vida nos volvió a cruzar en este mundo tan pequeño de la aviación.

Me devolviste esos recuerdos felices, me diste de nuevo esperanzas. Esas cositas que a Dios pedía con una frase como: Dios, si somos para estar, tu pon los medios para estar, para ser, para volver.

Y no pasó.

Pero fue mejor y no.

Prosperaste, y verte hacerlo me lleno el alma; saberlo me hizo inmensamente feliz, por ti.

Renací, volví a mi, mi espíritu se instaló en mi cuerpo de nuevo y me elevé. Como antes, como siempre. Aunque esta vez costó más trabajo, más tiempo.

Volví a construir esos castillos en el aire que tu ya habías destrozado, ¿por mi bien?, quién sabe.

Y después fui yo la que terminó por destruirlos, por mi bien, por mi salud física, mental y emocional.

Hoy en día, hoy 08/oct/19 te quiero tanto, por ser ese amor tan bonito, por quererme casi sin reservas, por entregarte como eres, por darme casi todo eso que merezco.

GRACIAS.

Porque sin tu saberlo, o quizá si. Hiciste retomar todos esos planes míos. Mi primer libro, un podcast que no tenia idea que iniciaría y que ya va en la segunda temporada, un proyecto personal de emprendimiento, etc, etc.

Te amé mucho, te quiero mucho y te querré siempre.

Hasta siempre Erick.

La melodía más dulce del mundo.

Estoy:

De que si agarrara papel y pluma escribiría la novela nuestra.

Esa en la cual tu eras el galán protagonista… y yo obviamente tu doncella.

Si le dieran a mi corazón un bolígrafo no sólo registraría su frecuencia cardíaca, sino sus recuerdos contigo, el ritmo y la intensidad con la que lo haces latir y sería la melodía más dulce del mundo.

Se que no tengo todas las respuestas y tampoco una varita mágica para eliminar tus problemas, pero esperaba que el cariño que siento por ti aliviara la carga que sentías.

Cuando eres feliz, lo soy contigo y se perfectamente cuando algo te preocupa o no anda bien, porque comparto tu preocupación.

Sabia que dentro de no mucho todas tus preocupaciones desaparecerían y no serían más que un recuerdo.

Y ahora es el momento de celebrar el comienzo de toda la felicidad que tanto mereces.

Para tu buena suerte.

Para tu buena suerte ya se como curar un corazón roto.

Ya sé lo que se siente.

Es andar por la vida en modo zombie, sin dirección alguna.

Es sentir que cada ves que tomas aire duele.

Pensar que cada segundo que pasa es sinsentido.

Y todo pasa del color al gris.

Todo cuánto ves, oyes, hueles, sientes parece igual de triste. Asi me sentía yo.

Lo peor de todo esto es que no existe una píldora del mal amor, no sabia a quien acudir, a quién culpar, a quien pedir una respuesta a mis preguntas… porque no hay nada para solucionarlo.

Le daba un sorbo al café y por primera vez lo sentía amargo, tanto como la pena que yo tenía.

Para tu buena suerte encontré a Dios.

Lo busqué como loca, en su casa, en mi casa, en todas las personas que me encontraba.

Lo encontré.

Lo encontré en la cara de nuevos jóvenes, de una hermandad, de un grupo que me abrió las puertas de su casa y de su corazón.

Y por eso yo le pedía a Dios que habitara en mi, se instalara en mí ser, me tomara de la mano y no dejara que me soltara yo de nuevo.

Lo hice con un corazón sincero y le pedí por ti.

Pedia que donde quiera que estuvieras fueras feliz, que lograras tus sueños, cumplieras tus metas. Y así fue.

Yo, le dije que estaba triste, pero no era tristeza, que quería volver a mi, a la persona que era cuando me enamoré… de mi.

A esa que era antes de ti. Una mujer feliz, loca, amorosa, coqueta, emprendedora, soñadora, lectora y escritora, inquieta, valiente, curiosa, aventurera.

Y me lo concedió.

Lo sentí de nuevo en mi, su presencia en mi casa, en mi ser. Ahora el me habita permanentemente.

Y ¿sabes que?

Le sigo pidiendo por ti, por tu bienestar, por tu familia, por todas las personas que te rodean, por que sean buenos contigo. Porque quiero que seas feliz, porque quiero verte triunfar.

Porque me enamoré de ti, de tu esencia, de tu alma, de tu luz, tu paz.

Y no es tan fácil sacarte de mi corazón, cuando todo lo que tengo son recuerdos de amor y cariño.

Pero ahora lo veo claro, con tu adiós, me dejaste un mensaje aún más importante.

Habrá quien te diga que te quiere muchísimo, que te extraña bastante. Que eres necesario aunque no precisamente indispensable, o que se muere por ti.

Pero no.

Es muy sencillo, quien te quiere te busca y quien te ama no te deja ir, aunque el mundo se parta en 5 y cada uno quede en uno de esos cachitos. Porque el interés tiene pies, el amor todo lo puede.

Y si tu amor no fue suficiente, si tu no me amaste bastante, si tu viste por tus intereses, tu conveniencia, te lo aplaudo, no te lo reprocho.

Porque te amas, porque te quieres, porque tienes tus metas bien trazadas.

Pero para mí, mi querido E. Para mi no pido más que eso que yo entrego.

“La medida del amor es amar sin medida”

Y así amo yo. Y nunca volveré a aceptar menos que eso.

Para mi no existen los pretextos cuando yo amo a alguien, para mi la distancia se hace cortita; es tan fácil como tomar un vuelo o dos.

No, no necesito de ti,

Si, yo te amo con todo mi corazón azul.

No, no me voy a morir sin ti.

Si, voy a aprender de todo esto.

Pero te quiero, y lo sabes. No con la misma intensidad; nunca volverá a ser igual. Pero te quiero, te guste o no, le pese a quien le pese.

Porque uno no elige de quién enamorarse. “El corazón tiene razones que la razón no entiende”

Y no pretendo entender porque.

Pero te quiero y siempre te querré.

Estrella fugaz que vuelve, siempre vuelve.

Hoy me paso que… otra vez pensé en ti.

Y hablé de ti, a nadie y a todos.

Cazando el momento perfecto para hacerlo, para sacar a relucir tus cualidades, tus formas, tus gustos y manías.

Tú estabas en todas y cada una de mis fantasías. ¡Estás!

Hay una sonrisa dibujada en mi rostro que me delata, que le dice al mundo que aún te amo. ¡Y lo hago!.

Porque tus latidos se confunden con los míos,  porque nuestras páginas se unen, nuestras portadas chocan-lomo a lomo, libro a libro. Nuestra historia.

Y es que el brillo de tus ojos me ofrecía la electricidad gratuita, iluminabas mi ser, contribuías con tu parte a ser sol, luz de luna. Y de pronto estrella fugaz.

La cual hoy no puedo alcanzar.

Te fuiste, volaste y cruzaste unos cuantos cielos, otras tantas millas naúticas…

Eres estrella fugaz que vuelve, siempre vuelve.

Que le encanta su soledad-la individualidad. Pero que necesita de su otra mitad. su tranquilidad, la paz, su complemento.

Esa que es luz, sol, viento.

Un par de alas sanas, jóvenes, nuevas. Con esa seguridad, valentía, firmeza.

Todo lo que necesitas y está llamado a ser… será.

 

No puedes aferrarte tanto a algo que te frene.

A pesar de mi manía por poner música e imágenes intensitas…

Es algo muy mío y ahora no va a ser diferente.

Soy tan feliz de haber agarrado mi laptop, sentarme en la sala de mi antigua casa; la casa donde crecí. Y ponerme a escribir lo que yo pensaba en aquel entonces (Enero 2015) eran poemas, pero que en realidad eran capítulos del libro de mi vida.

Este no es un final, siempre hay más.

No puedes aferrarte tanto a algo que te frene… y me pasó.

Y yo solía ser una hormiguita; siempre constante y esforzándome. Nunca fui de llamar la atención, era de las que se perdía en su mundo, se sumergía y trabajaba en ello.

Me lo propuse y lo consegui: tener mi blog.📄🖋

Empezó como un juego, era algo divertido, algo con lo que me entretenia y me causaba esas cosquillitas en el estómago, de eso nuevo, de estar ilusionada por algo.

Es necesario cerrar ciclos para abrir nuevos. Soltar algo para avanzar… y recién me pasó; cuando lo haces de corazón te permites y le permites a tu vida llenarse de cosas y cosas que suman.

Muchas gracias por todo el apoyo, el cariño y la amistad que me han dado porque me han hecho crecer y gracias también a esa parte mala porque me ha hecho más fuerte y sin ambas no seria quien soy ahora.

Soy amante de tropezar con mis propias piedras… a veces les tomo cariño.

Porque cuando me caigo me hundo y cuando me levanto me elevo por los cielos.

Hoy estoy elevada de nuevo, con esa llama encendida, con la chispa vibrante, con esas ganas de comerme al mundo otra vez.

Algunas veces me tengo miedo, porque se de lo que soy capaz, y de que lo que me propongo lo puedo lograr… tanto es así que por eso me encuentro donde estoy, haciendo las cosas que me gustan, rodeandome de personas maravillosas. Porque eso es lo que soy y eso es lo que atraes.

Le agradezco y mando un beso volador hasta el cielo a ese o esos angelitos que me siguen a todos lados, porque sin ellos nada seria igual.

🌟💙

conversando con mi ángel parte 2

vibes

-¿Te gusta leer?

-Si, leo mucho.

-¿Qué usas para motivarte en la vida?

-Mi familia, en lo que creo. Mi Dios, la virgen y mis ángeles. Y creo en mi.

Veo las cosas buenas que hacen otras personas que ayudan a los demás y eso también me motiva.

-¿Jesucristo?

-Creo en un Dios y la virgen, que me inculcaron en casa y aprendí un poco de todo en la universidad. Los ángeles es un gusto adquirido que creo tiene gran poder y siento que alguno debo tener por mi vida.

-¿Crees en la vida después de la muerte?, ¿En las almas?

-Algo debe de haber, no sé que sea, pero seguro yo ya viví otras vidas. ¿Tú no crees?

-Si, claro que creo. Y he leído sobre eso.

-¿Enserio?

-Pronto iré a la tierra, ¿me aceptas un café?.

-Claro que si, ¿Qué día?

… … …

-¿Me vas a explicar eso que has leído de las almas?.

He leído poco porque me enfoco a otras lecturas.

-¿Cómo qué? y ¿qué de poco has leído?.

-¿Conoces el libro de Francesco?.

-¿El del ángel en la portada?

Ese mero, ¡me encantó!.

-Tengo muchos planes, ideas en mi cabeza. Soy emprendedora y quiero poner miles de cosas. Pero por el momento me quiero enfocar en mi trabajo.

-Está perfecto.

-Lo demás se irá dando poco a poco, yo lo sé.

-Seguro tienes un plan de vida bueno.

-Pues algo así, pero ahí le vamos haciendo arreglos y modificaciones en el camino. Porque tengo una cabecita loca que piensa y piensa y no para a veces. Me molesta un poco porque en ocasiones tengo que escribir todo para recordarlo.

-¿Eres hiperactiva?

-Creo que ahora lo soy, era muy seria y calmada, muy poco interesante jajaja.

-¿Eres una persona fácil de que perdone?

-No, soy rencorosa. Pero me alejo mejor. El silencio es muy poderoso y el mío mata.

-Pero para que te hagan enojar, ¿está difícil no?.

-Soy muy muy fea enojada, pero si, paciencia me sobra y aguanto mucho. Y conozco mis demonios, soy horrible.

-Sí me lo imaginé. ¿Cuál es tu mayor debilidad?.

-No te lo voy a dar en charola de plata. Ya me han hecho mucho daño.

-¿Te consideras compulsiva?.

-Soy de arranques, algo.

-¿Hay veces en que te arrepientes de lo que dices?.

-Hay veces que de mi boca salen palabras que no pasan por el filtro, si. Pero en el fondo quise decirlo, así que es como un conflicto entre si y no.

-¡Eres muy directa!.

-Mucho. me cuesta no serlo, soy transparente, honesta, las mentiras no me salen.

-Eso está padre.

-A veces no.

-Bueno… la gente que puede aceptar y analizar sus errores.

-Por eso me han lastimado.

-¿Por ser directa?.

-Por eso no… por ser transparente. Conocen mucho de mi y yo no de ellos, y de ahí tienen todo para lastimarme.

-¿Se te hace fácil confiar en las personas?.

-Sí.

-¿Qué tanto les dices tu?.

-Yo soy yo, no les digo ni les hago nada.

-Es tu aura.

-Ahora trato de no encariñarme con nadie, porque mañana se van, me dejan y duele más.

-Me imagino, pero no creo que te quedes sola. Hazlo con alguien que valga la pena.

-No me preocupa eso, quedarme sola, Me ha costado mucho aprenderlo, me sigue costando.

-Tienes que analizar más a fondo a las personas, no creer tanto lo que dicen, sino sus acciones, son las que cuentan más.

-Me enamoré de mi hace 3 años… soy la persona que nunca se va a ir de mí, y me tengo que aguantar jajaja pero así me quiero mucho.

-Sin embargo, estaría cool que reflexiones y cambies tus cosas malas para ser una mejor persona.

-Si, intento mejorar. Porque me pasa que hago cosas buenas que parecen malas o intento hacer el bien y resulta peor.

-Las personas interpretan a su manera.

-Exacto.

-Es padre confiar, pero es mucho mejor desconfiar.

-También pienso que “el interés tiene pies” y quien quiere estar, busca la manera, pretextos hay muchos. Eso es lo que intento aprender… a desconfiar.

-Eso es correcto. Es difícil, pero se puede. ¿Cuál es tu mayor anhelo?.

-No lo había pensado recientemente, pero anhelo que mis papás (mamá) no me entiendan, sino me quieran más por como soy y no por como les gustaría que fuera. Que mi hermana conozca el mundo y brille como el diamante que es, que mis abuelos sean eternos, que mis amigos sueñen en grande y que yo encuentre más cosas que me hagan feliz… porque actualmente ya tengo muchas.

-Dime 3 razones por las cuales buscas más felicidad si ya la tienes?

-A veces quisiera que todo el mundo fuera bueno.

-¿Tus padres querían que fueras niña de casa?.

-1)Porque es adictiva: tener más felicidad contagia a las personas.

-¿Cuántas felicidades te faltan?, ¿De que tipo?.

-Los papás querían que no me saliera de su burbuja de cristal y crearon todo para atarme a ella.

Ayudar a más personas, animalitos…

-¿Prefieres perros o gatos?.

-Perros.

¿Sabes porque me gusta volar?.

-Espero y no les tengas rencor a tus padres. Ellos lo hacen por amor y porque así los educaron. 

¿Porque?

-Es lo que su capacidad les da, lo entiendo… lo que no entiendo es: si ellos me crearon con amor, me educaron, me dieron principios y valores… no confíen en mi, una mujer de 26 años que tiene su propia mente y decisiones.

-Les duele saber que su niña ya creció.

-Porque allá arriba soy más libre. Allá no existen los teléfonos (y me gusta la tecnología), arriba puedo hablar con las personas, verlas y analizarlas. Puedo platicar, puedo aprender, puedo ver cosas que en la tierra no, el tiempo se detiene pero sigue corriendo y hasta el momento, gracias a Dios, la virgen y mis ángeles… no me ha pasado nada malo. Pero allá arriba todo se siente mucho mejor, al menos para mi.

-Te entiendo perfecto.

¿Tienes algún rencor con los hombres?.

-Mis papás si, con uno en específico que me hizo daño.

-¿Y tú?.

-Ya solté eso.

-Hablo en general de los hombres.

-Me quise morir en ese momento, por esa persona.

-Yo también he sentido eso.

-Y aunque nadie lo diga todos lo pensamos y pasamos por ese sentimiento.

-Hay que ser realistas.

-Me han hecho sentir como el animal más feo y aplastable, tener ganas de no querer vivir. Y no sé si por valentía o cobardía no lo hice. Pero me detenía mi familia, pensar en ellos.

-Porque eres una persona fuerte, por eso lo hiciste.

-Y yo sé que no soy la persona más fea y aplastable del mundo. Yo sé que soy una persona muy valiosa. Lo que pasa es que todos se fijan en el exterior… la mayoría digo.

-Las personas que por desgracia viven en lo superficial y se limitan.

-Exacto. Porque no son consientes de que la belleza, el físico, el dinero se acaba. Es importante para hacer cosas importantes. Por salud, por bienestar o lo que quieras. Pero es solo el medio para… no lo es todo.

-Correcto.

¿Te gusta hacer ejercicio?.

-¿Cuántos años tienes?.

Mucho, soy disciplinada.

-45 años.

-Amo la natación, ahí también soy libre.

No pareces.

-¿En que mes naciste?.

-Yo no parezco de 26, quizá soy alma joven.

Noviembre.

-Se dice: No Erick te ves de 15.

-Jajaja cada quien tiene la edad que quiere, no Erick te ves de 18.

-Eres escorpión.

Muy bien.

-Muy escorpión. ¿Tú?

-Y ¿picas muy fuerte?.

Marzo-Aries.

-Y muerdo.

Aries como mi papá, eres tranquilo y sabio.

-Correcto.

Describe un día perfecto.

-Okay, es que tengo muchos días, depende como me sienta o como me levante o como éste el día, pero así como que un día perfecto, pues se me ocurre ahorita y como tijuana es muy cambiante, es como una mujer, entonces yo creo que como un día perfecto seria: despertar temprano, preparar café, tomar desayuno, empezarme a arreglar tranquila, con tiempo: meterme a bañar, arreglarme, cambiarme, si voy a trabajar o lo que sea. pero más perfecto sería ir a volar. entonce ya arreglarme para vuelo irme al aeropuerto, llegar temprano para poder platicar con los que encuentre por ahí y ya, irme al vuelo y llegar cansado pero contento y comer mucho en el vuelo, y llegar a comer más y dormir y ya. bueno a veces está padre platicar que paso en el vuelo y que te pregunten como te fue.

-Está súper chido que empieces así. que bueno que te gusta mucho el trabajo que estás ahorita haciendo. creo que una de las cosas que disfrutas mucho  en la vida es hacer lo que tu quieres, estar donde tu quieres y tener lo que tu quieres, ¿Sabes? siento que te complementan esas cosas muy bien. que padre me da mucho gusto. No tienes mucho tiempo volando ¿Verdad? según yo no tenías tanto.

Así que amas los cafés, ay que rico yo también, soy muy niña pero osea me refiero a que me gusta tomar café con leche pero también a mi me encantan los cafés por la mañana. ¿Te gusta cocinar? a mi me encanta cocinar, digo no soy tan bueno así que digas uuuta te hiciste la langosta marca del mundo, pero hago el esfuerzo, me gusta mucho cocinarme para mi ¿sabes?.

-Tengo apenas 11 meses volando, voy a cumplirlos en junio. pero se siente como si ésto siempre lo había hecho.

¡Café con leche!. Me encanta comer, me gusta cocinar, quisiera tener más tiempo para hacerlo.

-¿Cuál es la ciudad de México que más te gusta?.

-Hasta ahorita que he podido conocer en el trabajo, Guanajuato. Amo sus colores, sus calles y callejones, su comida.

-Te gustan los pueblos mágicos.

-Me gustan, si y soy muy visual.

-Yo también, súper visual.

-Tienes unos ojos muy bonitos, por eso debe ser jajaja. Mi abuela materna tiene ese color de ojos.

-Gracias, yo abuele. Mi abuelo paterno tiene los ojos de color. 

¿Cuántos hijos desearías tener?

-No tengo un número, decía que muchos. Ahora creo que pocos. No me quita el sueño eso ahora.

-Quiero anticiparte algo…

-¿Que cosa?

-Me alejaré por un tiempo. Te va a doler, te va a costar mucho, te deprimirás, perderás el interés, te encerrarás en ti misma, pero, saldrás de ello; porque eres más fuerte de lo que crees.

-Si sabes que me dolerá tanto, ¿Porque lo haces?

-Porque yo también tengo sueños por cumplir. Pero de alguna forma regresaré a tu vida. No me preguntes de que manera o en que forma, pero lo haré; lo sabrás y me sentirás.

-Me duele ya tan solo de imaginarlo.

-Tranquila pequeña, tu eres una mujer muy fuerte. ¡Te quiero mucho!

Vuela alto, brilla muy fuerte, confía y cree en ti, yo lo hago.

Conversando con mi ángel🌟

-Me gusta pensar que los caminos de la vida son tantos que en unos cuantos debemos perdernos o distanciarnos, para al final volvernos a encontrar.

Que todo es parte del plan 🌟 un plan que desconozco, que no está escrito✍🏼, que voy modificando con mis decisiones y mis acciones.

-Si, tiene lógica y coincido contigo, porque soy un enviado de Dios a la tierra.

Entonces sé que él tiene un plan para ti, que quizá ni siquiera él lo tiene trazado tal cuál, porque como dices, tus decisiones o tus acciones hacen que el camino cambie-tome otras rutas 🗺.

-Pero lo que si creo es que ese “plan no trazado” está lleno de todo lo mejor, lo más bonito. Y que incluso las tristezas o malas experiencias están incluidas para sacar lo mejor de mi.

-No desesperes, es parte del plan las pausas que has tomado, las tristezas que has pasado, las bendiciones recibidas, los obstáculos superados e incluso las personas que han llegado a tu vida, las que han permanecido, las que se han ido y las que vendrán.

-Y si desespero, ¿es normal?.

-Si, lo es. Pero te digo, que lo mejor para ti está por venir. Serás tan feliz que no sabrás a quien agradecer, pero agradece a él y a ti misma, porque te lo has ganado.

Por ser una mujer hermosa, valiente, inteligente, independiente, de retos, de sueños, bondadosa, cariñosa. Eres la hija más deseada de Dios.

-Me siento la consentida🥰.

-Lo eres, porque lo mereces. Has superado victoriosa todas las pruebas, incluso las que vendrán. No desesperes.